• Información para Padres

    Eastlake High School Soccer

     

    En la manera en que su hijo se involucra en el atletismo, experimentara algunos de los momentos más gratificantes de su vida. Es importante entender que puede haber veces cuando las cosas no salgan a la forma que usted o su hijo desea. Estos son los tiempos en que se fomenta la discusión con el entrenador.    

     


    Puntos de discusion con el entrenador de su hijo:

    1) El tratamiento físico y mental de su hijo. 

    2) Lo que su hijo tiene que hacer para mejorar. 

    3) Preocupaciones acerca del comportamiento de su hijo.   

     

    Es muy difícil de aceptar que su hijo no está jugando tanto como usted puede esperar. Entrenadores toman decisiones basadas en lo que es en el mejor interés de todos los estudiantes participantes.  Como puede ver en la lista anterior, ciertas cosas se pueden y se deben discutir con el entrenador de su hijo. Otras cosas, tales como los que aparecen a continuación, deben dejarse a la discreción del entrenador.  

     

    Puntos no apropiado para la discusión con el entrenador de su hijo:

    1) Cuánto tiempo cada atleta se juega en cada partido. 

    2) La estrategia de el partido particular.

    4) Cualquier situación en que se involucran otros atletas del equipo.  

     

    Hay situaciones que pueden requerir una conferencia entre el padre y entrenador. Es importante para cada parte en tener una comprensión clara de la posición de el otro. Cuando estas conferencias son necesarias, se sugiere lo siguiente para ayudar a promover la resolución a la cuestión. Si un padre tiene un motivo de preocupación para discutir con el entrenador, debe seguir el siguiente procedimiento:

     

    1) Llamar a la escuela para hacer una cita con el entrenador.

    2) Si el entrenador no se encuenta, llamar al Coordinador Atletico (Sr. Calderon) para que el cordine una reunión con el entrenador o usted. 

    3) Piense acerca de lo que usted espera lograr como resultado de la reunión. 

    4) Discute los hechos, como usted los entiende.                                                                                             

    5) No confrontar al entrenador antes, durante o después de una práctica o un concurso. Estos pueden ser momentos emocionales para el padre y entrenador. Reuniones de esta naturaleza no promueven la resolución de la situación.